sábado, 22 de agosto de 2009

Tiburones de agua dulce


Siguiendo con la temática de los homenajes, hoy dirigiré todos los reflectores hacia un grupo de gente extraordinaria. Para así mostrar que cuando se tiene un corazón grandote, muchas ganas de ayudar y cierto amor “desmedido”, estas singulares características pueden ser encauzadas hacia personas que tanto necesitan de los demás, no sólo para vivir, sino para tener una mejor calidad de vida.

Estoy hablando de los inigualables “TIBURONES DEL PARANÁ”. Conocí virtualmente a este grupo de gente, a través de Panchuss, amigo del Taller Literario Kapasulinos.

Se trata de personas con discapacidad, que nadan en el Paraná (río de América del Sur, que atraviesa la mitad sur del subcontinente y forma parte de la extensa cuenca combinada del Plata), así se definen ellos. Pero existe mucho más para contar. Patricio Huerga, María Nella Saltaleggio, Giselle Ghilardi, Patricia Burzzese y Gabriel Romero conforman el plantel de instructores. Comenzaron con esta admirable labor social en el año 1997. Actualmente cuentan con 134 alumnos que hacen sus experiencias de nado en río, a veces solos y otras veces acompañados, dependiendo esto de sus capacidades o aprendizaje.

Han realizado varios eventos importantes en el Paraná, aparte de las actividades que desarrollan diariamente en las instalaciones del complejo que se encuentra en Arroyo Seco (provincia de Santa Fe, Argentina)

Cuentan con el apoyo de muchos seres humanos tan apasionados como ellos, cuya noble misión es promover un cambio en la manera de pensar y actuar con respecto a la discapacidad. Se trata de integrar, amalgamar, de impulsar una nueva actitud. Que vaya desde la dañina indiferencia, hacia una sana apertura, que, no sólo favorecerá a aquellos que tengan algún impedimento físico o mental, sino a todos los que al participar se darán cuenta que ayudando a los demás, se ayudarán a sí mismos.

Ojalá muchos puedan y quieran imitarlos en otras partes del mundo. Quizás ya existan lugares así, pero nunca serán suficientes. Necesitamos más, más de estos verdaderos faros que iluminan el alma. Que nos contagian las ganas de vivir, de trabajar, de sacudirnos la mala leche, el pesimismo, la indolencia, la apatía.

En el lugar donde estemos, tomemos la posta, hagamos algo por los demás, por los que sufren o están solos. Juntémonos con gente que piense como nosotros y, de a poco, otros más se acercarán.

No sé si cambiaremos el mundo,¡¡pero vamos, por lo menos lo intentaremos!!

15 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Qué hermoso lo que contás, no tenía ni idea de que existiera un grupo que hiciese este tipo de actividades. Un ejemlo, de verdad.
es que ayudando, nos ayudamos a nosotros mismos. Todos los que alguna vez hayamos hecho algún tipo de voluntariado, sabemos bien que se recibe mucho más de lo que se da, de eso nos damos cuenta después, claro.
Un abracito.

mariajesusparadela dijo...

Pues yo creo que solamente se puede cambiar el mundo cuando cada uno seamos capaces de mejorar el propio entorno.

Carla dijo...

Que lindo Clara, que te hayas eco de lo que conto pancho y hayas echo una entrada. la verdad te felicito, porque es una noticia que hay que divulgar para que todos conozcan del esfuerzo de estos chicos y por sobre todo para imitarlos.

Panchuss dijo...

muy bueno lo tuyo. hay que dar a conocer estas buenas noticias de la vida.
saludos
panchuss

Abi E. dijo...

Hola Clara, cada vez que entro a leer tu Blog, aprendo algo nuevo y reflexivo, lo cual me gusta.

Yo tengo un amigo que dice: piensa globalmente y actua localmente.

Es la manera de empujar en la misma dirección y entonces algo se moverá.

Un beso enorme

Clara dijo...

Dondelohabredejado: "voluntariado", es una linda palabra. La experiencia de ayudar desinteresadamente a los demás, es inigualable. Por eso Dios la recomienda, porque nos hace bien... y no tiene contraindicaciones, jaja.



Mariajesus: de acuerdo. Siempre hablamos al respecto con el Chuqui. Muchas veces las personas hacen todo tipo de sacrificios para ayudar a individuos que se hallan a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo, les cuesta tanto ver la necesidad de un vecino de la misma cuadra.
Cariños.

Clara dijo...

Carla: mi hermano menor, tiene Síndrome de Dawn. Daría la vida por él. Cuando leí la historia de los Tiburones, me sentí feliz de que hubiera gente tan buena y solidaria... ¡cómo no iba a decir algo al respecto!
Gracias Carla, Panchuss, y gracias a todos los que de algún modo hacen algo por las personas "especiales".
¡¡Ustedes sí que son gente hermosa... deberían desfilar por las pasarelas!!
Besos.

Clara dijo...

Panchuss: gracias a ti, me enteré de la existencia de estos héroes anónimos. Les escribí un mail primeramente para felicitarlos, pero luego pensé, ¿por qué no hacer algo más?, ¿por qué no imitarlo a PANCHUSS y escribir al respecto?
Te mando un abrazo enorme.


Abi: jajaja, me encantó la frase de tu amigo. Es muy ocurrente y aparte, tiene mucho de verdad.
Gracias por la buena onda y el apoyo.

Paula y Hernán dijo...

Me emociona darme cuenta de la cantidad de personas que estan "despertando". Me encantó la entrada.
Bellota

Clara dijo...

Paula y hernán: es algo hermoso, digno de destacar.
Saludos a ustedes, Chacarrones!!

juan quintero dijo...

Interesante. Hace como un año fuimos a entrevistar a una señora que es de familia acomodada, y la terapia que utiliza para ayudar a las personas de las comunidades y que tienen hijos con limitaciones tanto fisicas como psicologicas, son los caballos. Los niños llegan y reciben su terapia bajo techo y subidos en un caballo, dicen que les ayuda a mejorar en todos los sentidos. Es bonito poder ayudar a los demas sin ver quien es, todo eso bueno siempre regresa a uno. Un fuerte abrazo Clara, saludos a Pepe.

Clara dijo...

Juancho: sí, estoy segura de que es así. Todo lo que uno hace, "pega una vueltita" y regresa... lo bueno y lo malo.
La terapia con caballos es genial, la gente que se ocupa de eso, también.
Abrazos.

Abrujandra dijo...

Lástima que no se escuchan los aplausos desde acá...se difundirá.
Besos Clarita.

Norma Ruiz dijo...

hola clara:
me hace muy feliz qué estas noticias trasiendan, por qué en estos tiempos está de moda el chisme y lo negativo.
pero el esfuerzo y la dedicación parece que no es historia.
además sé lo que sufre quién tiene una discapacidad. lo he visto en los ojos de mi hermana cuando se esmeraba por estudiar y era discriminada.
bueno pero lo positivo de esto es qué todos podemos hacer algo importante desde nuestro humilde lugar.
besos enormes para todos.

Clara dijo...

Abru: ¿viste qué gente linda? Personas así, hacer que uno quiera ser más bueno...
Besos, amiga.


Norma Ruiz: tal como dices, estas noticias no tienen tanto "raiting", como las peleas de los artistas o modelos... ¿modelos?... ¿modelos de qué? Los Tiburones son verdaderos modelos a seguir e imitar.
Tu hermana, ¿pudo seguir estudiando?
Cariños, gracias por compartir una parte de tu vida.