domingo, 2 de agosto de 2009

Sustancia


“La gente tal vez no recuerde exactamente lo que hiciste o dijiste. Pero siempre recordarán cómo los hiciste sentir”.

Estoy en concierto con esta aseveración, más que nada porque de acuerdo a mi experiencia, así se dan las cosas.

Las personas no recordamos las palabras precisas con las que alguien nos habló, o en qué momento exacto lo hizo o dónde fue, sin embargo nos queda para siempre la sensación que produjo en nosotros. ¡Cuánta fuerza existe en el espíritu de las palabras! La sustancia de las cosas, aquello que permanece en algo que cambia.

Quizás se trate de lo que el otro haya sentido cuando las expresó. Por esa razón los que saben dicen que no es bueno permanecer enojados, o con sentimientos profundamente negativos mucho tiempo, pues eso, precisamente, imprimiremos en los demás. Y así nos recordarán. Cuando uno está mal, hasta un “buen día”, se hace sentir como un dardo envenenado.

Si estamos en paz con nosotros mismos, hasta un “no” suena a promesa… bueno, está bien, creo que exageré un poco, pero no está tan lejos de la verdad.

También recuerdo a personas que, en determinado momento de mi vida, se acercaron, sin hablar, y con su sola presencia, me arroparon el alma, inolvidables. Eso es lo que queda, cuando todo lo demás desaparece. La esencia, la naturaleza, la sustancia.

11 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Yo también siempre pensé eso, que no importan qué te digan, lo importante es que las personas están cuando las necesitás a tu lado.

Besos.

Clara dijo...

Mariela: entonces estamos de acuerdo.
¡Se viene el lunes!, no te preocupes, falta poco para el sábado, jajaja.
Besos.

David Jiménez Urbán dijo...

Hola! Me llamo David y tengo 13 años, me lleva a tu blog el gran SENOVILLA! Me gusta mucho tu blog! Pasate por el mío a ver que te parece!!

Clara dijo...

David: ¡hola, bienvenido! Gracias por la visita. Iré a conocer tu blog.

Diego Fabián dijo...

Estoy de acuerdo... Las palabras, al final reconforten o duelen en ese momento, pero con el tiempo se olvidan... Pero la reacción dentro de ti, el alivio o la desazón, el temblor de la piel o la angustia interna, se queda siempre...

(... y claro, de rato en rato la recordamos...)

Jeje... Tú hablando de como nos hizo sentir la gente en el pasado, y yo que lo estoy viviendo!!

Saludos, amiga...

Clara dijo...

Fabián: pero, ¿qué problemas te afectan querido amigo? Por aquí ya se te extrañaba. Ojalá pudiera decirte algo que calmara tanta inquietud en tu espíritu... por lo menos, ya sabes que cuentas con mi aprecio y apoyo moral.

Abi E. dijo...

hola Clara, aquí estoy leyendo estas cositas que escribes y que hacen reflexionar.

He llegado a tí a través del blog de Logio.

Que puedo decir de esta última entrada que he leido, pues que tienes toda la razón, pero a veces cuesta llevarlo a la práctica, ya que influyen varias cosas y circustancias, pero hay que poner empeño en conseguirlo.

Besitos

David Jiménez Urbán dijo...

Clara, estoy super feliz, pues mi blog ha llegado a los 100 post!!! Me gustaría que te pasases por él y me pusieses un comentario!

http://dju01.blogspot.com/2009/08/un-rinconcito-para-dos-frikis-llega-los.html

Clara dijo...

Abi: ¡¡bienvenido!!
Tienes tanta razón en lo que dices, porque muchísimas veces tenemos "la teoría", pero lo difícil es ponerla en práctica. Es lo que siempre me planteo. Como bien dices, es todo un aprendizaje y de ello dependen los resultados.
Gracias por la opinión, vale.


David: ¡¡felicitaciones por los 100!!

goloviarte dijo...

me pasa frecuentemente que no asimilo los nombres de las personas,e incluso si no las veo demasiadas veces, su rostro tampoco lo recuerdo.
pero hay esta el dilema,recuerdo cada gesto,recuerdo lo que viví con esa persona,bueno o malo,recuerdo una mirada, un murmullo,por tanto,de las personas recuerdo su esencia,mas allá de los nombres y físicos
(aunque las olvido rápido,anbas cosas si les debo plata,jajajajjaajjajajaajjaj)

Clara dijo...

Goloviarte: ¡ahhh, pilluelo! Por cierto, ¿cuándo me devolverás el dinero que te presté, no me digas que lo olvidaste?, jaaaajajajajaja.