sábado, 16 de enero de 2010

Activen las defensas…

gusanote0006

Los avances tecnológicos que observamos en el mundo, prácticamente nos sobrepasan, de la mayoría de ellos ni siquiera nos llegamos a enterar. Es todo tan rápido que, cuando nos estamos acostumbrando a alguna novedad, ya salieron muchas más a la luz.

Dentro de los rubros que están en constante superación, se encuentra la informática, es algo que, a todos los usuarios de la red, nos seduce y atrapa.

Desde nuestra primera máquina, con un Windows 3.1.1, pantalla en escala de grises, poco disco y escasa memoria, hasta las que poseemos ahora, han pasado 13 o 14 años. Procesadores exóticos, discos rígidos reverberantes y exageradas memorias, entre otras características, pasaron a ser tema de conversación hasta de las amas de casa, pasando por los curas, la policía, el banquero, etc.

Luego hizo su aparición Internet, loable invención que nos globalizó aún más y nos brindó la hermosa posibilidad de comunicarnos con muchísima gente. Todos los días nos sorprendemos por las nuevas y fantásticas posibilidades que nos brinda este servicio. Realmente es apasionante ver como ha favorecido al crecimiento intelectual y cultural el intercambio de información entre las personas. Hay mucha solidaridad, apoyo, sentido común, asesoramiento y otras bondades en la mayoría de quienes se conectan al mundo en forma virtual.

Pero no todo es bueno, porque entonces no sería el planeta Tierra ni sería la raza humana. Así como disfrutamos de las bondades, estamos expuestos a las acciones arteras y mal intencionadas de un grupo de malnacidos que gozan perjudicando a los demás. Estos funestos personajes son los que han diseminado la gran variedad de virus informáticos que andan dando vueltas. Son los que utilizan este benemérito medio para enrostrarnos pornografía, pederastia y todo un cúmulo de nefastas acciones.

Dicen que los mismos fabricantes de los programas antivirus son los que pagan a los hackers para que hagan el trabajo sucio, así ellos pueden vender más y mejor sus productos. Dicen que detrás de la pornografía está un insospechado sector religioso. Dicen tantas cosas y corren tantas versiones que hemos llegado a desconfiar de todo. Entre otras cosas, ya no podemos abrir con tranquilidad un correo porque puede tener no sabemos qué gusano o troyano que nos pueden infectar nuestros archivos.

Deseamos fervientemente que los dañinos recapaciten y, toda la inteligencia, ahora puesta al servicio de la maldad, la utilicen para mejorar la vida de todos, no de empeorarla…

worm_on_mushroom_looking_sm_wht

17 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Es verdad, en todo hay cosas buenas y malas, porque en todo estamos los humanos que tenemos esas posibilidades de ser y actuar.

Saludos.

Cantares dijo...

He perdido la fè en cuanto a que los que hacen daño recapaciten y se pasen al bando de los que buscan el bien comùn.... No cofìo ni en adjuntos, ni enlaces, no leo correo de desconocidos.... la cuido mucho a la pc, puertita al mundo....
AAAAAAAAHHHHHH!! sos una niña! hace unos cuarenta años estaban las computadoras con tarjetas perforadas y yo las usè, ocupaban una habitaciòn... uau! eso sì es un salto, de allà a hoy, un mundo de distancia. jajajaja
shhhhhhhhhh, no se lo digas a nadie, se notarà mi edad ;)Besos

La candorosa dijo...

Y pensar que con mucho menos esfuerzo, tiempo y dinero ¡¡se podría hacer tanto bien a la humanidad!!

Por tal, ahora desconfiar, es la forma de estar prevenidos...

Abrazotes!

dondelohabredejado dijo...

Mi querida Clara, es así en la vida como en internet, no hay nada que hacerle.
La verdad es que yo no tengo muchas esperanzas en que nadie recapacite... así que te recomiendo poner un buen antivirus. Y si el tema es realmente fuerte, podés pasarte a sistema Linux, en el cual no existen los virus.
Un abrazote grandote, Nena,

Ayy... hablando de las compu viejas, me hiciste sentir nostalgia por aquella amadísima 286, con impresora de punto!!

mariajesusparadela dijo...

Me encanta que mantengas la fe. Por algo, fé es creer lo que no vimos...

Clara dijo...

Mariela: es así. Ojalá los malos vinieran con cartel incorporado: "Soy dañino", así no nos agarrarían desprevenidos, jaja.




Cantares: ¡¡que vivan los antivirus!! Son las pocas armas de que disponemos los que soportamos, diariamente, los embates furiosos de aquellos que navegan buscando hacer todo el daño que pueden.

Clara dijo...

Candorosa: sí, desconfiar, no nos dejan otra salida.
Abrazos.



Dondelohabre: jajaja, puedes juntarte con CANTARES a departir sobre antaño, jajaja... no me maten.
Mucha gente nos recomendó pasarnos a Linux, en fin, veremos.

Clara dijo...

Mariajesus: uno quiere creer en la raza humana. Algunas personas se vuelven de sus malos caminos para tomar la buena senda.

Txema dijo...

Verás Clara, siempre he tenido algo de fe. Pero con el tiempo va decayendo.

Estos días tras el desastre de Haití, se ha producido una solidaridad impresionante. Veremos lo que dura.

Y aquí, en España, un cura, un siervo de dios, un pastor de almas, hizo unas declaraciones tan espantosas que dan pavor.

Qué esperanza podemos ya tener?

Temujin dijo...

Clara, no creo en conspiraciones, aunque es posible que las hubiese. Tampoco puede ir uno por la vida temiendo ser fruto de elucubraciones. Hagamos lo que queramos y disfrutemos de la vida con sus cosas buenas y malas, pero fijandonos preferiblemente en las buenas, ¿No crees?. Que Fortuna nos haga positivos...

Clara dijo...

Txema: necesitamos hacer unos cambios... y pronto, el tiempo se nos va terminando. La tierra se está quejando, está reclamando por tanta desidia, tanto maltrato, tanta maldad e indiferencia. Ni hablemos de la ambición, que avanza barriendo con lo poco de humanidad que nos va quedando.
Abrazos.



Temujin: uno conserva el optimismo y el buen ánimo, hasta el momento en que se pasa a ser víctima de alguna manera. Ya no se puede andar por la vida en forma despreocupada, no te aconsejo, te puedes golpear y mucho. No lo digo sólo por propia experiencia, sino por todo lo que veo a mi alrededor.
Saludos y que sigas muy bien.

tia elsa dijo...

Es la eterna lucha entre el bien y el mal, que por supuesto no podía estar ausente de internet. Está en la condición humana. Besos tía Elsa.

Clara dijo...

Elsa: es así, y nosotros estamos en medio de la lucha... ¡¡necesitamos más armamentoooo!!, jaja. Esto fue sólo para poner un poco de humor al tema, ya que de por sí, nos agobia bastante.
Besos... ¡volviste!

Ignacio Reiva dijo...

Tristemente hay más negocios en el mal que en el bien. Un gran beso.

Clara dijo...

Ignacio: ¡bienvenido al blog! No estamos tocando un tema muy agradable en esta ocasión, pero forma parte de las cosas con las que tenemos que lidiar diariamente, ¿no es así?
Gracias por tu opinión.

salvadorpliego dijo...

En lo personal, en la preparatoria me tocó trabajar con una computadora a la que se le tenía que meter tarjetas… Uffffffff… Vaya tremendo cambio el de ahora.


Gracias por compartir.

Saludos.

Clara dijo...

Salvadorpliego: jaja, es así, hemos crecido a pasos agigantados, en cuanto a tecnología. Sin embargo, en la calidad humana... no hemos mejorado.
Saludos.