sábado, 28 de noviembre de 2009

Maltratados...




Seguramente el amigo Abi dirá, “Nuevamente Clara me hará pensar en cosas poco agradables este fin de semana”, pero cuando uno tiene la urgencia moral de tratar ciertos temas, no queda otra salida.

Ayer estuve conversando con una señorita, encargada del cuidado y atención de una veterinaria de la ciudad. Llamaron mi atención unos carteles que se encontraban a la vista de todos, en varios lugares del salón y sobre todo, cerca de los animalitos en exposición. Decían lo siguiente: NO TOCAR A LOS ANIMALES.

En el lugar, había cubículos con perritos, gatitos, jaulas de diversos pájaros, hámsters, peceras con peces de vistosos colores, en fin, gran variedad de mascotas.

Le pregunté por qué tanta insistencia en no acercarse demasiado, ni tocar a los bichitos, ya que me pareció un tanto exagerada tanta advertencia. La dama me contestó que los niños, últimamente, estaban más agresivos que de costumbre. Ella agregó que antes, el maltrato hacia los animales expuestos e indefensos, por parte de los pequeños, era aislado, pero cada vez se dan casos con más frecuencia y más virulentos. Y yo que llegué a pensar que el objetivo de los carteles era proteger a los infantes…

Me comentó además que cuando entraban padres e hijos, generalmente se daban las situaciones más complicadas e ingratas, ¿increíble, no? Se debía a que los mayores no reparaban en el daño que sus críos ocasionaban, es más, los apañaban y “cubrían”, incluso una vez pasó que le rompieron la patita a un cachorro.

Ya sé que es doloroso e indignante tocar estos temas, pero sentí que estaba obligada a hacerlo, por temor a lo que nos deparará si continuamos soportando y esquivando estos actos tan aberrantes. Tal vez entre todos, podamos poner un granito de arena, para crear otra conciencia en los adultos, que en definitiva son los verdaderos responsables. Una vez más, respetemos y cuidemos a la naturaleza y a la vida en general, por nosotros y por los que vendrán.

22 comentarios:

emilio dijo...

Todo el maltrato es aberrante, pero contra los animales me indigna, por no tener ellos ningún medio para su defensa...
Odio la tortura que sufren los perros de caza cuando ya no sirven y se les abandona o se les ahorca por no gastar ni una bala...
Odio la tortura que sufren los toros en la plaza por otros animales que se hacen llamar maestros ante un público de cabestros (y que perdonen los cabestros)
Odio esas tiendas de animales que los exhiben tras unas diminutas urnas para su venta... (no compres... adopta).
Quizá demasiado odio, lo siento, pero la cosa es así.
Saludos.

dondelohabredejado dijo...

Es indignante!!!
Yo tengo siempre una actitud positiva y esperanzada ante todo, y confío en el ser humano. Pero hay temas, como este, que me superan totalmente.
Obvio que el problema son los padres (igual yo pongo límite al padre y al hijo en casos así)
A veces siento que existen dos tipos de personas: las que amamos a los animales, y las que no los aman.
Besitos.
(me voy con bronca, ja ja)

mariajesusparadela dijo...

Yo entré a ver si habías vuelto de la entrada de ayer...

Pues a esa señora que vende animales yo le recomendaría que vendiera lechugas y se acabara el mercantilismo de seres vivos. El que quiera un animal que lo recoja de un refugio ¿no?

Veterinaria "San Roque" dijo...

Clara!!! es doloroso pero real. Abrí mi nuevo blog para tratar de crear un poquito de conciencia, de respeto y amor hacia los animales. Es increíble las aberraciones que se cometen en contra de los ellos a diario. Pero creo que somos mayoría los que los amamos y los disfrutamos. Me gustaría publicar tu post en mi blog en algun momento. Besos!!
Bellota

Clara dijo...

Dondelohabre: también me superan. No termino de entender a mis pares humanos. Sé que no todos son tan desaprensivos, pero cada vez se ven con mayor frecuencia estos casos de violencia hacia los seres indefensos.
Besos.



Mariajesus: ojalá pudiésemos vivir en un mundo como el que acabas de pintar. Sería lo ideal, pero la realidad es otra. Todos lucramos con todo, y me incluyo, primero porque no soy una santa, y segundo, porque es tan difícil ser buena persona. Está todo "patas para arriba", la gente realmente honesta y buena, se muere pronto. Perdón, quizás exageré un poco, pero siento que soy parte de toda la maquinaria perversa... y no puedo abstraerme, eso es lo que más me afecta.
Cariños.

Clara dijo...

Emilio: tienes mucha razón en todo lo dices. Lo mismo opinaba María Jesús, arriba, que lo mejor era adoptar mascotas de los refugios. Me parece una excelente idea, Pero ya ves, seguramente preferiremos adquirir animales más vistosos u originales, para mostrarlos como trofeos ante nuestros amigos.

Paula y Hernán dijo...

Ayer en nuestra vete, una clienta nos comentó que a su perra "de raza" la había preñado un perro mestizo, sin que ellos quisieran. Orgullosa dijo que ni bien nacieron los cachorros se los sacó y los entregó a un veterinario para que haga "lo que quiera con ellos"... "no iba a permitir que mi perra criara a ésos"Cómo cambiamos a éstas personas?, cómo los hacemos evolucionar?. Sé que lo vamos a cambiar aunque aun no se como. Besos. Bellota

Clara dijo...

Vet. San Roque: ¿te parece que somos mayoría? Bueno, por lo menos me queda ese consuelo.
Sería todo un honor para mí, participar de alguna manera en vuestro blog, cuando quieras, y gracias.
Besos.




Paula y Hernán: lo peor de todo, es que transmiten esos conceptos errados a sus hijos. Quienes
luego lastimarán a su vez, a los animales, a los chicos diferentes, a los ancianos y a todo ser que no sea tan fabuloso y semidios, como ellos se consideran.

Reflexiones de Emibel dijo...

Es indignante que haya personas así pero las hay pero no es menos indignante la forma de tratar a los animales en algunas( la mayoría)de estas tiendas de animales y escribo sabiendo de lo que escribo. Animales amontonados en urnas pequeñas donde apenas pueden moverse, donde apenas los limpian y de donde apenas salen...¿por qué? porque no les interesa el bienestar de los animales, tan sólo los beneficios económicos que van a obtener de ellos.
Y no digamos de los perritos que traen de Países del Este, en unas condiciones horrorosas, perros enfermos,heridos...que ponen a la venta en tiendas, la enfermedad se descubre tiempo después y ya te has encariñado con el perrillo, la gran mayoría suelen morir de parvo.
Uffff sería tan largo de hablar ésto.
Un abrazo

Abi E. dijo...

Hola Clara, bueno gracias por el enlace, pero esta vez te he leido al final del din de semana, jajajajajaja, no por nada sino porque he tenido visita en casa y no ha habido tiempo de visitar a los Blogs amigos.

Lo que me comentabas en mi Blog sobre el maltrato infantil y la pederastia, no tengo mucha información, simplemente me anime a apoyar esa campaña en internet aportando mi granito de arena, pero alguno de los datos los saque de la página de Save the Children y te pongo el enlace por si te sirve de ayuda:

http://www.savethechildren.es/pornografia-infantil-no.php

Un besazo

Clara dijo...

Emibel: tienes mucha razón en todo lo que dices.
Te comento que en unos días más, pondremos al aire cibernético, nuestra revista digital, mi esposo y yo. Allí nos ocuparemos con más profundidad del tema. Ya tenemos fotos de animales maltratados y de "veterinarias" que exponen a las mascotas como si fueran menos que basura. Será una manera de denunciarlos y ponerlos en evidencia.
Besos.




Abi: ¡entonces, te escapaste involuntariamente!, jajajaja.
Gracias por la dirección.
Abrazos.

tia elsa dijo...

No te quepa duda de que la culpa es de los mayores, hay tanto desprecio por el otro que asusta. Hasta creo muchas veces que los padres los dejan hacer lo que quieren por simple comodidad. Besos tía Elsa.

Clara dijo...

Tiá Elsa: ¡qué chocante! Hay padres y padres. Algunos dan vergüenza ajena, son totalmente insufribles.
Besos.

Diego Fabián dijo...

Supongo (y esta suposición es muy grande) que los niños no los lastiman con intención... Supongo (otra suposición muy grande) que solo intentan jugar con las mascotas, pero debido a su falta de experiencia en cuanto a trato animal, pues no se dan cuenta de que los están lastimando...

En todo caso, es buena la iniciativa de evitar que se acerquen a los animalitos... Al menos así se evita este tipo de inconvenientes...

Un fuerte abrazo...

Clara dijo...

Fabián: claro, pero todo sucede porque a los niños les falta educación, enseñanza en el respeto y cuidado que se debe tener para con los animales, por parte de los padres. Por eso digo que los verdaderos responsables de esa situación, son los mayores.
Gracias por la opinión y por la visita, amigo.

Carla dijo...

No lo puedo creer! Como se puede lastimar a un animal!
Pobrecitos...

salvadorpliego dijo...

Es triste que se de la crueldad de esa manera.

Gracias por compartir.

Un placer leerte.

Clara dijo...

Carla: a mí también me chocó, pues pensaba que los carteles estaban colocados para evitar que los niños salieran lastimados...



Salvadorpliego: gracias.
¡Bienvenido al blog!

Pedro dijo...

Esta misma mañana, he oido el comentario más estúpido e indignante que podía esperar de un ¿ser humano?:
"A este perro se le puede pegar porque no siente el dolor"

La lástima es que los "seres" de este tipo abundan más de lo que desearíamos...

Clara dijo...

Pedro: es así amigo, sufren los animales y también sufrimos nosotros, los que no somos de piedra.
Saludos.

La candorosa dijo...

Los buenos modos y el respeto hacia los demás -y por todo lo que nos rodea- debería ser algo que se enseñara a todos los humanos desde muy pequeños, pues de este modo, muchos de estos "malos modos" y atropellos hacia el resto de los seres "vivos" con los que compartimos el planeta ¡¡dejarían de existir!!

Respetar nuestro entorno, el "medio ambiente",la naturaleza... es una obligación!

Saludazos!!

Clara dijo...

La Candorosa. ¡bienvenida a mi blogcito!
Estamos totalmente de acuerdo.
Saludos para ti también y que tengas una excelente semana.