domingo, 7 de junio de 2009

Club… ¿de servicio?

4__1238604868_1479

 

Les voy a contar una historia, no un simple relato de vampiros, aparecidos (fantasmas) o brujas, sino una verdadera historia de terror.

Aquí, en la ciudad donde vivo, existe una filial perteneciente a una organización reconocida mundialmente. Es una entidad de beneficencia.

Este grupo organiza diferentes eventos, generalmente comidas de “alto vuelo”, accesibles únicamente para personas de elevado poder adquisitivo, donde el precio del cubierto alcanza un precio increíble. Pero cumple acabadamente con la doble función de: permitir a una minoría privilegiada pavonearse y mostrar a quien quiera ver cuan ricos y famosos son y además recaudar dinero para “caridad”.

Lo último que hicieron fue adquirir un aparato muy sofisticado para un conocido Centro de Salud. Esta semana nos enteramos que hace tres meses dicho equipo está arrumbado en un rincón juntando polvo. Nunca pudo ser utilizado, porque no existe personal idóneo para hacerlo funcionar.

Conclusión: El “grupo caritativo” jamás se interiorizó de las verdaderas necesidades de la gente a la que pretendía ayudar. Tampoco hicieron un necesario relevamiento del real estado de la relación hombre-máquina. Simplemente juntaron mucho dinero y otorgaron una limosna, para quedar bien ante las cámaras y sus “conciencias sociales”.

Este tipo de “caridad” no sirve para nada, es plata tirada. Es una verdadera historia de terror.

Lo más triste es que esto sucede continuamente, y no sólo aquí sino en todo el mundo.

19 comentarios:

AristidesEchauri.Com dijo...

jajajja... que trizte.... pero a lo mejor buscan un plan B para responder al plan.. pero bueno... asi siempre es en Paraguay... como en los partidos... cangy.. :(
www.AristidesEchauri.Com

ana dijo...

Es que, a veces, los ricos utilizan la caridad para lucir sus últimos vestidos de diseñadores ultra mega reconocidos, y demostrar que también son personas con sentimientos.

Desde luego lo que has contado me parece indignante.

Un besito muy fuerteeeeeee.

Carla dijo...

Muy buen post Clara.
Es verdad lo que decis... pasa en todo el mundo, es lamentable...
Me parece bien, que junten plata, si les sobra... y no me importa si lo hacen solo para quedar bien cuando donan algo que se precise... la verdad no me importa, es cosa de ellos, pero me parece un horror cuando pasan estas cosas, que las donaciones no sirven, porque donan cualquier cosa sin saber...

Paula y Hernán dijo...

Creo que se ha perdido "el sentido comun", no?
Es lamentable.
Besos

Clara dijo...

Aristides: quizás, si se dan cuenta, que nos damos cuenta, cambien
Gracias por tu opinión, y no te preocupes, en el próximo encuentro, ¡¡seguro gana la albirroja!!

Clara dijo...

Ana: es así. La revista Caras es otra muestra cabal de lo que decimos, allí se los puede ver juntando plata, para tal o cual cosa. Lo malo es que no lo ven mal, no les da vergüenza. Han perdido el rumbo... una pena.
Otro beso para ti Ani.


Carla: totalmente de acuerdo.
Estas cosas molestan, porque vemos a diario tanta necesidad.
Que tengas una linda semana.

Clara dijo...

Paula y Hernán: existen algunos grupos que verdaderamente trabajan a conciencia y hacen las cosas bien. Son los que menos se muestran, porque eso no es lo que les interesa. No son famosos, ni salen en todos los medios.
¡Gracias a Dios por ellos!... son los que hacen la diferencia.

Pedro dijo...

No, no es plata tirada, Clara...
¿Te olvidaste de las comisiones y las dobles facturas que algunos cobran al comprar algo muy caro...?
No digo que este sea el caso, pero como dicen en Galicia:
"Brujas no hay, pero haberlas háylas"
Un besote.

juan quintero dijo...

El mismo caso se tambien en las teleton, con un par de anunciantes que donaran el dinero de lo que cuesta su comercial, facil se llegaran a las metas, pero no es asi, primero hay que pavonearse frente a las camaras y que los asistentes y televidentes abran los ojos de asombrados por la cantidad de dinero que da una sola persona o empresa. Este es otro cuento de terror (para continuar la saga), o tambien creo que cabe dentro de las leyendas urbanas, jajaja. Un abrazote.

Clara dijo...

Pedro: por lo que se puede ver, así como en nombre de Dios se hacen las peores matanzas, en nombre de los pobres se llevan a cabo los peores artilugios para quedarse con parte de lo recaudado.
Triste, ¿no?


Juncho: debido a lo que dijo Pedro y a lo que cuentas tú, es que la gente ya no cree en la buena voluntad y generosidad de los que participan de estos "eventos caritativos". Es así como desvitúan toda la empresa.
Me quedo con las historias de fantasmas, son menos terroríficas...

Clara dijo...

Juancho: perdón, le faltó la a. No era la intención cambiarte el nombre, jajaja.

Mariela Torres dijo...

Qué triste, ¿y cómo se solucionan esas cosas? Creo que con el diálogo, con el amor, con el verdadero interés por los demás.

Un beso.

Clara dijo...

Mariela: claro, lo que pasa es que esas organizaciones, están llenas de personas que quieren figurar, mostrarse, lucrar... quizás existe un pequeño porcentaje de individuos que "valen lo que pesan", pero el resto se encarga de anularlos.
Se pueden ver honrosas excepciones. Por ello el mundo sigue andando, que si no, hace rato hubiésemos sufrido otro Diluvio, como el de Noé...
Besos.

Andrea dijo...

Me encanta cuando expone este tipo de temas. Este evento lamentablemente no es aislado. La mayoría de esas "fiestas de caridad" jamás son realizadas con el propósito de ayudar a los más necesitados. Muy bien dicho, lo que hacen es pavonearse por el salón con un billete en la mano que sueltan con una cámara enfrente. Gracias por el blog!

Clara dijo...

Andrea: es así. Gracias por tu opinión y por la visita.
besos.

juan quintero dijo...

Tendre que poner en el nick: "Juancho, mejor conocido como Juncho", jajaja. no importa. Abrazos.

Clara dijo...

Juancho: perdón, perdón... jajajajajaja.
Aunque, pensándolo bien, Juncho no suena nada mal, jaja.

Leni dijo...

Tajante y real.
De cara a la galería queda bién.
Lo demas no importa.
En todo el mundo Clara..en todo el mundo.
Lo mas terrorífico es que detrás existan personas con poder ...
que se presten a ello.

Un beso grande

Clara dijo...

Leni: es un espectáculo grotesco, y somos nosotros los espectadores. Otra cosa que me contaron, es que también suelen donar, a los pobres, alimentos vencidos o de dudosa calidad... total, son pobres, ¿a quiénes van a reclamar?
Otro beso.