sábado, 10 de julio de 2010

Obstinados en triunfar…

 

mano cerrada

En un reportaje que le hiciéramos recientemente a un conocido dibujante y humorista de nuestro medio, para la revista digital MUCHAS GRACIAS TOTAL, le preguntamos por qué algunos estudiantes de la carrera artística se destacaban y otros no. Nos respondió algo realmente sorprendente. Dijo que en los años que llevaba como profesor de la cátedra de dibujo, conoció a muchos alumnos que realizaban trabajos excelentes, increíblemente hermosos, aún mejores que los suyos, pero sin embargo el noventa y cinco por ciento de ellos, no terminaban sus estudios o simplemente acababan en el más profundo anonimato, pese a sus magníficas aptitudes. ¿Cuál fue la razón de tan rotundo y generalizado fracaso? La falta de disciplina y perseverancia.

Esto se repite en los distintos aspectos y niveles de la vida, sin un método, sin una conducta responsable y comprometida, que aporte organización a lo que hacemos, jamás lograremos sobresalir o tener éxito en nuestras actividades.

De poco o nada sirve realizar un trabajo fantástico y luego quedarnos parados durante meses, años, o toda la vida, contemplándolo o recordándolo como algo único que se da tan sólo una vez y nunca más. Se debe avanzar, perfeccionarse, superar los obstáculos que seguramente aparecerán en reiteradas oportunidades. Continuar la marcha aún en esos días en que nada sale como lo esperábamos. De eso se trata, de seguir a pesar de todo.

Los que cumplen sus objetivos, los que llegan a la meta, no siempre son los más brillantes. La historia está repleta de estos ejemplos, en la mayoría de los casos, el premio mayor, lo lleva la tenacidad y la lucha constante.

17 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

En esas estoy yo metido en lo de la tenacidad y la perseverancia. pero me parece que alpaso que voy mi vida será insuficiente para culminar y alcanzar... el éxito? Claro que ya no sé bien lo que quiere decir eso...
Saludos.

dondelohabredejado dijo...

5 % de inspiración, y 95 % de transpiración!!!

Abrazos.

mariajesusparadela dijo...

Pero para triunfar, en arte, además de la tenacidad, hay que tener y ser un genio. Y, para eso, hay que nacer.

Txema dijo...

Y en otras muchas la suerte y a veces la corrupción.

saludos

Clara dijo...

Moderato: no está dicha la última palabra, amigo. El final de tu historia, así como de la nuestra, aún está abierto... ¿quién sabe?
Saludos.





Dondelohabré: muy buena ecuación, pero, ¡cómo cuesta ponerla en práctica!
Cariños.

Clara dijo...

Maríajesus: existen distintas opiniones al respecto.
Saludos.




Txema: cuánta ironía, amigo.
Abrazos.

Norma Ruiz dijo...

Clara:
perseverancia y un buen pasar económico.
y no bajar los brazos nunca.
besos

magu dijo...

CLARA
no bajar los brazos pero usar desodorante, ajaja porque si hay transpiración, jajaja
hablando en serio, muy bueno el relato
besos
magú

Charlie dijo...

En mis años de docente de publicidad he visto reflejado esto mismo que estás exponiendo, alumnos brillantes que no surgen por la dejadez o el abandono de sus estudios. Por lo visto es una constante.

Paula y Hernán dijo...

Clara!!! volví!!! jajaja!! me encantó lo que escribiste. Tenes razón. A mi me gustaría agregar que hay que laburar en algo con AMOR!!!
Besos congelados!!! hace muuuuuuuuucho frío por aquí!!

Temujin dijo...

10% inspiración 90% transpiracion. Eso decía Einstein que no debía ser tonto...

Clara dijo...

Norma Ruiz: claro, el tema económico siempre influye. De todas maneras, conozco personas que, hasta se sobrepusieron a una mala situación económica y consiguieron llegar a la meta.




Magú: jajaja... por supuesto usar desodorante, ¡no es cuestión de andar espantando gente!
Besos.

Clara dijo...

Charlie: ojalá fueran una minoría los que abandonan o se estancan, pero no es así. En los hechos, son la mayoría.




Paula y Hernán: ¡¡el amor, ese fundamental ingrediente!! Gracias por recordarlo.
Era hora que volvieran... ya estábamos por ir a buscarlos, jaaajajaja.

Clara dijo...

Temujin: el buen hombre, sabía de lo que hablaba.
Abrazos.

rumbofijo dijo...

Creo que pasa por la impaciencia de los jóvenes,aquello que todo debe darse ya.También los padres son los culpables por no ayudar a crecer a sus hijos.No pasa por lo económico.Un saludo amiga.

Fer dijo...

Como dijo alguien de quien no me quiero acordar: "Estamos condenados al éxito", jajaja

Pedro dijo...

Dos cosas breves, es verdad una de llas es que todo aquél artista lo tiene muy dificil para poder a veces lograr lo más deseado, exceptuando aquellos que tienen padrinos. Dos a veces la culpa de que uno no haya seguido lo que le gusta o haya tenido problemas por seguir sus gustos son la familia.
Saludos.