domingo, 13 de junio de 2010

Hablamos mucho, decimos poco…

IMG_3201

Muchas personas piensan que las palabras charlar y conversar son sinónimas, o significan prácticamente lo mismo. Nada más alejado de la verdad.

Charlar, significa hablar mucho, sin sustancia o por mero pasatiempo. En inglés: chatear, lo que es igual a hablar mucho y decir poco. Es una práctica común, pero que no deja casi nada en limpio, pues no se tratan temas relevantes o profundos, sino todo lo contrario, son superficiales e insignificantes. Como diría Inodoro Pereyra (Fontanarrosa): livianos y pasatistas.

El conversador, en cambio, es una persona que sabe hacer ameno e interesante lo que expresa. Se trata, la conversación, de una verdadera comunicación, que tiene sustancia, contenido, calidad, no es utilizada tan sólo para matar el tiempo. En este caso, el relacionamiento es más elevado, puesto que los temas que se eligen, también están en concordancia.

De cada uno depende que la comunicación sea verdaderamente eficaz y satisfactoria, para lo cual se hace necesario, ponerse en el lugar del otro, y saber escuchar.

Para el hombre, es indispensable tener conversaciones intensas, de esas en donde se desnuda el alma, se descargan las penas y se dice todo lo que realmente se piensa. No en vano, las salas de espera de psicólogos y psiquiatras, están llenas de individuos que acuden a ellas, en busca de alguien que los escuche de verdad y con total atención.

Según los expertos en relaciones humanas, la soledad será uno de los problemas más graves de estos tiempos. ¿Increíble, no es así? , hablar de soledad, con tantos medios a nuestro alcance, con tanta tecnología para hablar y estar más cerca, sin necesidad de estarlo.

Disponemos de millones de celulares, de ordenadores, de sofisticados y rápidos sistemas de conversaciones inmediatas y en realidad, no nos comunicamos de verdad, en el fondo, seguimos aislados. Es algo difícil de entender.

Creo que la clave está en la sutil, pero contundente diferencia que existe entre las palabras “charlar” y “conversar”, si lo comprendemos, habremos dado un paso al frente para mejorar y reivindicar el verdadero placer de una buena comunicación.

22 comentarios:

La candorosa dijo...

En la conversación está el secreto y la posibilidad de conocer a los otros!!!

Saludos!

Temujin dijo...

Muchas veces la gente se comunica por internet a miles de kms y no conoce a su vecino...

tia elsa dijo...

Lo que sucede es que muchas veces la gente no se escucha, cada uno quiere hablar de lo suyo entoncés son monólogos y lo que necesitamos es una oreja que realmente escuche, es decir diálogo. Besos tía Elsa.

mariajesusparadela dijo...

También es bien triste tener que pagarle a alguien para que te escuche, cuando hay algunas personas (como yo) que aun saben hacerlo gratis y con atención.

Fer dijo...

Mucha tecnología puesta en juego para conectar, pero la gente sigue incomunicada y esto no tiene que ver con la sustancia de lo que se dice, sino con que parece que la gente realmente no quiere relacionarse. Me parece que la gente está muy histérica.

M@bel_es_ Azul dijo...

Hola Clara: verdaderamente muy interesante tu escrito. Yo por las tareas que realizo, tomo mucho tiempo en escuchar, más que en hablar, y la verdad es muy difícil lograr que una persona se abra y te cuente lo que le afecta, molesta o duele.
El chat como erramienta moderna me ha servido, como aspirinas, jaja como un pequeño paleativo hasta llegar a la verdadera conversacion de calidad que todos necesitamos. TE MANDO UN BESO

Diego Fabián dijo...

Es exactamente lo mismo que oir y escuchar, ver y observar... Lo primero siempre indica poca importancia, mientras que lo segundo es, claramente, una profundización y un acercamiento real...

Interesante punto de vista, amiga Clara... Espero tener la oportunidad de "conversarlo" en alguna ocasión...

Viniendo de visita (a los añoooooossss!!...)

La Gata Coqueta dijo...

El problema esta como tu bien dices en la soledad y un apendice más, falta de cariño y autoestima.

Y a partir de ese momento esta todo descuadrado, no hay tranquilidad para conversar pausadamente, simplemente todo queda en charlas osea hablar del tiempo siempre lo más socorrido y cansino que se ha visto y un etc. etc.

Un abrazo y feliz comienzo de semana.

María del Carmen

Clara dijo...

Candorosa: es verdad.
Besos.




Temujin: eso es algo increíble, pero que sucede continuamente.

Clara dijo...

Elsa: totalmente de acuerdo. Todos nos damos cuenta, cuando el otro no nos está escuchando de verdad... y duele. Por eso, no hagamos lo que no nos gusta que nos hagan.
Estoy filosa hoy, ¿no?, jaja.
Besos, amiga.




Mariajesus: por eso siempre digo, que me gustaría tenerte más cerca... aunque igualmente nos podemos comunicar. Pero personalmente es más lindo, ¿no es asi?

Clara dijo...

Fer: ¿en serio, eso te parece?... es para pensarlo. Creo que también influye el tiempo, todo tiene que ser rápido y más rápido, ¡así nunca se puede profundizar en nada!

Clara dijo...

Mabel: ¡qué valioso comentario! Sobre todo porque tienes mucha experiencia en el arte de escuchar.
¿Verdad que nada reemplaza una buena conversación frente a frente?




Fabián: jaja, es cierto. Pero por lo menos, a través de la internet y del chat, uno puede conocer gente que está muy lejos, como nuestro caso. Luego todo depende de la calidad de conversación que tengamos entre nosotros.
Abrazos, amigo.

Clara dijo...

Gata Coqueta: siempre se puede cambiar, el tema es darse cuenta en qué estamos fallando. Personalmente, trato de tener conversaciones un poco más interesantes con las personas, lograr un verdadero intercambio de ideas. Vale la pena el esfuerzo.
¡Besos!

Fer dijo...

Clara: la tecnologia no pudo lograr el mismo efecto que una profunda mirada a los ojos (no es lo mismo via webcam que en persona).

A veces es complicado charlar con gente que vive lejos, pero la comunicacion no solo se hace con palabras y muchas veces es muy importante [y necesario] estar frente a frente.

Recuerdo que salía a caminar con mi viejo y por ahí no cruzábamos palabra alguna, pero lo poderoso era el compartir la caminata. Aunque hoy estuviera mi viejo, te imaginarás que una charla por SMS o MSN no tiene le mismo efecto.

La Gata Coqueta dijo...

Podría
recitarte
una poesía
en unos instantes

Donde
mi corazón
pudiera

Reflejar
sus sentimientos.

Si están danzando
o han sollozado

Si sueñan
despiertos
o viven dormidos...

...pero para no
abrumarte
tan solo te diré...

Que al terminar
la semana
te sentirás afortunad@
por haber permitido
a los tuyos vagar

Ya que a veces
los sentimientos
necesitan
que se les ceda
el beneplácito del sosiego

María del Carmen

María del Carmen dijo...

nO ES LO MISMO DESDE YA.

lA TECNOLOGÍA BIEN EMPLEADA COLABORA EN LA COMUNICACIÓN SOBRE TODO DE OTROS PAÍSES.

hYA QUE VER LO POSITIVO,ADEMA´S ESTA EN UNO SABER ELEGIR DENTRO DE LA NUEVA TÉCNICA.

MUY BUEN ENFOQUE!!!!

HOMENAJE Y REGALO

pasa por

www.cosechadesentires.blogspot.com dónde he dejado algo muy sencillo pero con mi corazón.

y si gustas visita mis otros blogs dónde encontraras temas profundos de interés y algo mas.........

Te dejo un cariño grande

Marycarmen

Mis Blogs


www.cosechadesentires.blogspot.com
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www.cuerposanoalamcalam.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com

Carlos Leiro dijo...

Bello texto
Soledad de la tierna temperatura de aquel que habla, de aquel que responde. La soledad, matte kudasai

La sonrisa de Hiperión dijo...

Decimos lo que nos dejan... porque hay que mirar alrededor, para ver quien nos escucha....


Saludos y un abrazo.

Clara dijo...

Fer: ¡cuánta razón tienes, amigo!, estoy absolutamente de acuerdo contigo. La comunicación espiritual...



Gata Coqueta: estaba esperando tu visita. Se convirtió en una agradable costumbre leer tus saludos.

Clara dijo...

María del Carmen: ¡bienvenida al blog!
Gracias por tus palabras, claro que iré a visitarte.




Carlos Leiro: es la primera vez que leo esa frase, está muy buena.
¡Gracias por visitar mi blog!

Clara dijo...

Hiperión: es verdad... para qué mostrar nuestro interior, cuando afuera nadie presta real atención.
Otro abrazo.

Carla dijo...

Me encanto este post Clara, las diferencias entre charlar y conversar son evidentes, y como puede ser que a veces no nos damos cuenta!!!