domingo, 27 de diciembre de 2009

No tan bueno...



Últimamente veo circular por las calles, cada vez con mayor frecuencia, automóviles que llevan inscripciones religiosas del tipo: “Cristo 100%”, “Yo sigo a Jesús, ¿y vos?” y otras similares, puestas en el parabrisas posterior.

No tengo nada en contra de las leyendas de este tipo, al contrario, las prefiero a otras que son claramente agresivas, ofensivas y de mal gusto. Sin embargo, ocurre algo muy curioso.

Creo que todos los que leemos estas frases, estos carteles de santidad, automáticamente, observamos al conductor del móvil que las exhibe y casi inconscientemente esperamos que el individuo en cuestión, maneje de forma “santa”, “cristiana”, o por lo menos educada y considerada. Uno espera que sean especiales, mejores, distintos al resto de los conductores, o que se destaquen por sus buenas maneras, por el sólo hecho de llevar propaganda cristiana.

La experiencia, nos muestra una realidad tan distinta, que llega a ser chocante. Existe un notable contraste de sentidos. El mensaje que queda flotando no es tan beatífico, es algo así como: Yo sigo a Cristo, pero sal de mi camino, de lo contrario, te llevaré puesto, viejo”, o “Soy cristiano e intolerante, así que no me busques, porque me vas a encontrar”.

Lo que quiero decir, es que la conducta de los que nos muestran estos enunciados tan piadosos, es totalmente opuesta a los principios de los que hacen alarde. Esto despista a cualquiera, por el contrasentido, “Mira lo que digo, pero no lo que hago”.

Todo esto me lleva a pensar que algunas personas ponen en sus autos estos carteles, sólo llevados por un impulso, no se trata de algo que nace de una profunda convicción, como debiera ser.

Me causa pena que se den así las cosas. Ojalá los seres humanos fuéramos más consecuentes y de paso, más nobles… como decía mi tía: “Para pedir, hay que pedir bien”.

33 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Hace muchos años presencié en Avellaneda un accidente. Un coche deportivo atropelló a un nene de la calle, de esos pibitos que lavan los parabrisas en las esquinas. El H de P salió disparando, ni siquiera lo levantó para llevarlo al hospital, cosa que tuvimos que hacer entre una señora y yo, varias cuadras con el nene en brazos, porque no había modo de llamar una ambulancia (en esa época no existían los celulares, o no eran de uso generalizado)
Este tipo en cuestión, el que atropelló al nene y salió corriendo, tenía en el auto un cartel inmenso con la imagen de Cristo y la leyenda "Ama a tu prójimo como a tí mismo" Parece chiste, creer o reventar, pero era así.
El señor que anotó la patente (no sé para qué , claro...) anotó al lado también la leyenda y unas acotaciones de su cosecha.
Creo que no se trata de poner o no poner un cartelito, sino de la actitud que uno toma ante la vida. Y en todo caso, quienes ponen cartelitos deberíaan ser coherentes con eso.
Un abrazote.

Paula y Hernán dijo...

Fachadas.Vivimos en una sociedad a la cual le importa MUCHO las apariencias. "Parezco... pero no lo soy..." Lo peor es que ésta característica indeseable, para mí, la observo en las personas adultas, pero en los niños tambien!!! Y ademas, indica una pérdida de valores que va en aumento. No lo digo de una manera pesimista. Me parece bueno, describir una situación aunque sea fea, para poder empezar a cambiarla

Cantares dijo...

Clara, hace tiempo que tengo pensado un post, incluso tengo la imagen jajaja el tema es bastante parecido = los que llevan el rosario colgando en el espejo del auto.
No creo que los carteles sean un impulso, creo que son un mensaje de algo asì como "aquì hay alguien superior porque tiene fe" y sì en general no dan muy buen ejemplo.
Soy catòlica (pero no fanàtica) en realidad tenemos la obligaciòn de dar ejemplo con nuestras acciones, no con enunciados, carteles o imàgenes colgadas del cuello.
Muy bueno tu post. Besotes

mariajesusparadela dijo...

Hay un refrancito por aquí que dice :"ua cosa es predicar y otra dar trigo".
Todo somos capaces de predicar, sobretodo mientras no haya que demostrar nada.

M@bel_es_ Azul dijo...

Clara: y sí, es así la cosa, lo que sin dudas representa al Señor, nos son los cartelitos o frases bíblicas que podamos colocar, sino un corazón convertido obediente a Su Palabra, el resto pasa a ser similar a cualquier cartel de bar o restorant que dice Bienvenido, sim embargo hay derecho de admisión y cosas semejantes.
Que tengas buena semana!!!

Norma Ruiz dijo...

clara:
todos somos responsables de nuestras actitudes en la vida, aunque nos disfrazemos,llenemos de estampitas, cruces y retratos nuestro auto y casa.
la conducta vehemente y conciente comienza por nuestro interior.
pero el mundo está lleno de hipócritas y falsos profetas.
la fé es sublime y nos engrandece cómo personas. "no mata".
clara querida espero de todo corazón que comenzemos un año de prosperidad y amor para todos.
besos para ti, tu esposo y la familia-

emilio dijo...

Hacer el bien en la vida es lo primordial, siendo o no creyente.

No soporto ni los que van de santurrones ni los que van de ateos. Lo importante es la forma de ser y de actuar en la vida.

Un abrazo.

Clara dijo...

Dondelohabre: ¡totalmente de acuerdo! Triste historia, la del niño atropellado. Me quedo con la actitud de ustedes que salvaron la situación, tendrá cada uno su recompensa... "al de arriba", no se le escapa nada. Se hará justicia.
Besos.


Paula y Hernán: tienen ustedes una actitud optimista envidiable.
Los materiales para ser mejores, están a nuestro alcance, el tema es tomarlos y hacerlos propios, he allí la cuestión.
Gracias por la opinión chicos, les mando besos chacarronados.

Reflexiones de Emibel dijo...

Parece que la iglesia tiene que exhibir mensajes para creerse a sí misma.
Yo dejé de creer en ella hace mucho tiempo ya, es que la hipocresía no me va.
Saludos

Carla dijo...

Tenes mucha razón Clara. Concuerdo con vos, si tenes un cartel, seria bueno que actuares con lo que dice

Silvia Cristina dijo...

Hola..llegue hasta este lugar siguiendo los pasos desde el comentario que dejaste en Bco de imágenes...Dije..voy a visitarla...y no me arrepiento..lei un poquito..por falta de tiempo...pero...me gusto mucho lo que publicas...y con esta entrada totalmente de acuerdo...como el refrán..Has lo que yo digo..pero no loque yo hago...

Saludos y Feliz Año Nuevo...

Silvia Cristina

Clara dijo...

Cantares: cuando comentaste lo del rosario colgado, a modo de "piadoso cartel", automáticamente recordé a un señor que llevaba siempre consigo, un llavero con una cruz inmensa. Este hombre, era por demás tramposo y mentiroso, sin embargo, no perdía oportunidad para mostrar a todos su religiosidad a través del místico llavero... era a todas luces, una mala propaganda para su iglesia.
Los buenos cristianos, que los hay en abundancia, no necesitan de estos "artilugios" para demostrar su fidelidad a Dios, sus vidas son la mejor propaganda. En esto coincidimos totalmente, ¿no es así amiga?
Saludos y gracias por participar con tu valiosa opinión.



Mariajesus: es así. Claro, porque lo difícil es practicar lo que se pregona. Una vida ejemplar, es el mejor ejemplo.
Que tengas unas lindas vacaciones.

Clara dijo...

Mabel: muy buena analogía del tema. Pienso lo mismo que tú. Las palabras no poseen más valor que las acciones.



Norma Ruiz: esas actitudes hipócritas, justamente tienen un efecto totalmente opuesto al que persiguen. Es decir, brindan una mala propaganda de lo que significa ser cristiano.
Tengo una duda,¿Los que ostentan estos carteles, serán todos falsos e hipócritas o tal vez existan excepciones?
Gracias por tus cálidas palabras. Besos y felicidades.

Clara dijo...

Emilio: ¡cuánta razón tienes!, me dejas pensando, ¿Por qué tanta necesidad de ponernos títulos, definiciones, "chapas"... si con la actitud, basta para mostrar lo que en verdad somos.




Emibel: también creo que es una actitud soberbia e hipócrita. Algo así como decir: ¡Mira lo bueno que soy!, pero no mires mucho, porque de lo contrario, te darás cuenta de la verdad...
Saludos y ¡Feliz 2010!

Clara dijo...

Carla: claro, porque si lo ponen a la vista del público, es para que lo observemos. No es algo que lo hagan para sí mismos, lo hacen para los demás... qué raros somos los seres humanos.
Besos y que tengas un fin de año inolvidable.

Clara dijo...

Silvia Cristina: ¡bienvenida!
Gracias por la visita, tus palabras y el saludo.
También deseo que tengas un excelente 2010.

tia elsa dijo...

Hay mucha gente que hace alarde de su fe o de sus convicciones religiosas, pero en los hechos actúan como los conductores de esos autor, yo me pregunto si a los mortales no nos engañan, piensan que pueden engañar a dios? Besotes tía Elsa.

Abi E. dijo...

Hola Clara, yo nunca vi ninguna de estas inscripciones, mas allá de las que muestran el lugar de procedencia y que sirven de adorno.

Yo estudié que la religión cristiana mostraba como hacer el bien y de como Jesús murió por sus semejantes. De eso ya no se acuerda nadie y ahora es el todo vale y "quitatetuparaponermeyo".

Así que al volante no te fies de nadie.

Un beso

Clara dijo...

Tía Elsa. buena reflexión. Menos mal que Dios mira nuestros corazones, que si no, ésta gente, con semejantes propagandas, ¡¡nos sacarían los mejores lugares!!, jajaja.
Besos Tía querida.

La candorosa dijo...

Cuánto más grande el cartel, y cuánto más alardean al respecto, menos practican lo que predican.

Esto deduzco tras varios años de vida!!!

Saludazos!

Clara dijo...

Abi: es una triste y fea realidad.
Gracias por visitarme siempre y opinar.
¿Te dije que nos gustaría colocar algunas de tus fotos en nuestra revista?
Te mando un abrazo y te deseo un 2010 espectacular... ¡mínimo, que escales dos montañas!, jaja.



Candorosa: es cierto, mi experiencia al respecto, dice lo mismo. "Tus hechos gritan tan fuerte, que no oigo lo que dices"...
Te mando muchos besos y cariños.
¡¡Feliz 2010!!

P´PITO dijo...

5....
4....
3....
2....
1...
.
.
FELIZ!!!
╔══╦══╗╔╦══╗  
╚═╗║╔╗║║║╔╗║  
╔═╝║║║║║║║║║  
║╔═╣║║║║║║║║  
║╚═╣╚╝║║║╚╝║ 
╚══╩══╝╚╩══╝ 

Clara dijo...

P´Pito: ¡¡gracias, igualmente!!
Que agradable sorpresa tenerte por aquí nuevamente.
Gracias por acordarte de los amigos.

Ana dijo...

Un sabio dijo: la riqueza de un humano se mide por la cantidad y calidad de los amigos que tiene Gracias por ser parte de mi fortuna. Feliz Año 2010
un beso
+ * .. ( + FELIZ* .+*.
.* + ( + .. *AÑO NUEVO!!!+* ..
(.. + * . ) .. * + * .. ). *
$..........$...$..........$
.$........$.....$........$
..$......$.......$.. ....$
...$....$.........$....$
....$..$...........$..$
.....$$.............$$
.....$$.............$$
.....$$.............$$
.....$$.............$$
.....$ $............$$
..$$$$$$.......$$$$$$
Te deseo que este año sea maravilloso para ti y los tuyos, este año te llene de dones
Amor, fortuna, salud y amistad, gracias por tus palabras Ana

Clara dijo...

Ana: ¡¡somos ricas!!, jajaja.
¡Gracias, mil gracias, Ana, por tantos buenos deseos! Te aprecio mucho y quisiera que este nuevo año, puedas acercarte más a aquello que más anhelas. Que nunca te falte el afecto y el amor, porque tú lo brindas a manos llenas.

juan quintero dijo...

Esta es una razon mas para desconfiar de la gente religiosa. Un abrazo.

Mary Elizabeth dijo...

Me hiciste recordar a mi país de origen, esto se ve mucho allá. Y son casos de casos lo que diariamente se puede ver.

Clara dijo...

Juancho: ¡cuánto se ensucia de esta manera el buen nombre de Dios!... me da vergüenza ajena.

Clara dijo...

Mary: qué triste.

Carmela dijo...

¿Será que " predican" lo que no practican"?
Ese mecanismo tiene un nombre : hipocresía.

Una frase que siempre me pareció sabia: " UN SER JUSTO CAUSA MÁS AFLICCIÓN AL DEMONIO QUE ... MIL CREYENTES CIEGOS."
Creo que es de K. Gibran.

Clara dijo...

Carmela: claro, hipocresía. Porque una persona que "es" verdaderamente, no necesita andar "cacareándolo" a los cuatro vientos. Su conducta es cristiana, es el mejor "cartel".
Muy buena la frase.
¡¡Bienvenida al blog!!

marcelo dijo...

Aqui estoy Clara,me gusta mucho lo que escribis y en este Post me has hecho pensar,eso me gusta.
No solamente ocurre esto con los tipicos carteles del que haces referencia,sino tambien estan los que continuamente hablan del amor que tienen para sus hijos y familia,y andan por la vida haciendo cualquier tipo de cosas,un claro ejemplo de esto es el Sr. Maradona.
Saludos

Clara dijo...

Marcelo: ¡bienvenido al blog!
Totalmente de acuerdo. Esas personas, tienen un discurso que no se condice con sus procederes, no son consecuentes.
Que estés muy bien.