sábado, 24 de octubre de 2009

El Reloj


A los nueve años le hice a mi madre las famosas preguntas sobre la vida y la muerte. Ella trató de eludirme, pero fui insistente. Finalmente me confesó que la vida tenía un límite, que todos moriríamos tarde o temprano, no me lo dijo así exactamente, pero para mí la respuesta tuvo las consecuencias de una bomba molotov. Muchas noches pasé casi sin poder dormir, lloré mucho y me deprimí. Creo que todos pasamos por esa experiencia traumática, para algunos más que para otros, pero nadie pudo escapar de sus efectos.

Pasaron los años y ese tema, con la correspondiente preocupación, jamás me abandonó. Siempre me preguntaba, ¿cómo se había creado el mundo y hacia dónde nos dirigíamos?... Dios, la eternidad, ¿realmente existían?

Un día, al entrar a la adolescencia, me prestaron un libro y leí algo que puso en orden muchas ideas que estaban ensortijadas en mi mente.

Decía así: “Un ateo le dijo cierta vez a William Paley que no había Dios, y desafió al rector inglés a confutar este aserto. Paley extrajo su reloj del bolsillo, abrió la tapa y mostró la maquinaria al incrédulo, al tiempo que le decía: “Si yo dijera que todos estos escapes, ruedecillas y resortes se han hecho, se han acomodado con la disposición que guardan, y se han echado a andar, todo por su propia cuenta, ¿no dudaría usted de mi inteligencia? Pues mire usted las estrellas. Todas tienen su ruta y sus movimientos perfectamente determinados. La Tierra, los planetas alrededor del Sol y todo el sistema en perfecta coordinación. Se trasladan a más de un millón de kilómetros por día, sin embargo, no hay choques, no hay desorden, no hay confusión. Todo funciona bien, todo es gobernado. ¿Es más fácil creer que todo esto se hizo solo, o que lo hizo alguien?”

Entonces lo comprendí perfectamente y decidí el rumbo que tomaría. Esa decisión me trajo mucha paz. Este no es un tema más, es EL TEMA, después de todo, la vida entera gira en torno a estas preguntas y respuestas, ¿no es así?

22 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Antes de los ocho años ya no necesité yo hacer esa pregunta. Se murió mi padre.

Temujin dijo...

Esa es la pregunta del "millón". ¿Cual es el origen de la energía? o la llamo energía, (que se pude sustituir por Dios o lo que se quiera): Creo que cuando nos morimos no hacemos más que transformarnos, que pasamos a otra forma de energía y así indefinidamente. No en la rencarnacion, sino en otra forma ¿cual?, lo desconozco, pero me resisto a creer que con la muerte, se acaba el ciclo. Puede ser el ciclo carnal (por así llamarlo), pero no el de la "Energia"...

Abi E. dijo...

Hola Clara, buena pregunta para un sábado por la tarde, jajajajajaja.

¿que fue antes: el huevo o la gallina?

Vete tu a saber.

Un besazo

emilio dijo...

Ateos o religiosos, todos pensamos que pueda haber algo, es una ilusión o una realidad...

Ojala..., un abrazo.

Cantares dijo...

Muy bueno tu post, me gustò mucho aunque para mi la experiencia fuè muy distinta..
En relaciòn a Dios,mi fè corre por un rumbo solitario sin la mala compañìa de ninguna instituciòn y asì a solas me comunico con EL mucho mejor.
Besos, feliz fin de semana:)

Clara dijo...

Mariajesus: muchos años viví aterrorizada por el temor a que uno de mis padres muriera, o los dos... igualmente sucede y me sucedió, con o sin miedo, es la ley de la vida. Pucha que uno lo sufre, y ese dolor jamás acaba, pero también hay que continuar, y hacerlo lo mejor posible, si nos dejamos dominar por el abatimiento, todo pierde sentido. Esa es mi opinión al respecto.
Te mando un abrazo y ojalá podamos recordar las cosas lindas del pasado con nuestras familias... con una sonrisa.

Clara dijo...

Temujin: también me hice ese razonamiento, ¿tanto trabajo se tomó alguien para nada, para que todo termine en la nada?, no lo creo.
Experimenté cosas muy impactantes en mi vida, algunas son imposibles de explicar, por eso creo, sin dudas, creo en Dios.



Abi: jajaja... es así amigo, pasa que estos ensamientos, siempre están dando vueltas en nuestras mentes. Es el estigma humano. Creer o no creer, ¿en quién creer y por qué? Es una decisión absolutamente personal y que marca el nustro camino y destino, es así.
Menú para este fin de semana: "pensamientos profundos, muy profundos".
Salud.

Clara dijo...

Emilio: también pienso que el hecho de creer, de tener fe en un ser superior a nosotros, nos da paz. El ser humano necesita creer, si no, está como incompleto...
Saludos.



Cantares: entiendo perfectamente tu postura. Con tantos mal intencionados, charlatanes y falsas religiones dando vueltas, ¡cómo no vamos a desconfiar! Después de todo, la relación con Dios es algo muy personal y cada uno sabrá como encararla mejor.
Gracias por tu comentario y feliz fin de semana para ti también.

Daniel dijo...

Muerte y Dios, conceptos siempre juntos...
Mejor VIDA. Lo entendí mejor luego de leer "Psicoanálisis y Religión" de Erich Fromm, un libro que te recomiendo con la esperanza de compartir algo que me cambió la vida para bien.
Un abrazo!

juan quintero dijo...

Yo definitivamente creo en Dios, pero no creo en los religiosos (son los peores, llamense curas o pastores), de ellos hay que cuidarse. Afortunadamente mis padres viven, pero durante la guerra civil que tuvimos en mi pais, lloraba por las noches pensando en que si mis padres muriesen, como iba a sacar adelante a mi hermano menor, creo que en esa epoca tome conciencia del ciclo de la vida, por que viviamos con la muerte a la par. Un fuerte abrazo Clara.

ramoneti dijo...

Hola Clara no sabes lo que me alegro que hayas sacado este tema tan complejo,cómo es la vida y la muerte.Clara hace diez meses falleció mi madre que era lo que más quería en éste mundo sabemos que nos tenemos que morir y que la muerte nos puede llegar a cualquier edad y de diferentes maneras pero nunca nos hacemos ha la idea sea cual sea la eda que tengamos a raiz del fallecimiento de mi madre me echo cientos de preguntas y al final no he llegado a ninguna conclusión sabemos que alguién o algo tuvo que hacer todo esto .Pero ha la fecha de hoy no hemos adelantado gran cosa, yo una de las preguntas que más me he echo ha sido realmente cuando morimos se acaba todo he mirado cientos de páginas en internet y unos dicen que si el alma existe que pesa 21 gramos que está en una parte del cerebro y al morir nuestro cuerpo pierde 21 gramos que son los que perdemos al morir y salir del cuerpo pero hasta hora todo teoría hasta hora nadie que ha muerto ha dado testimonio se que pasa después de la muerte,yo soy cristiano aunque no practico y he llegado a la conclusión que una vez muerto se acabó todo sólo te quedan los recuerdos de tu ser querido pero nada más estaré en lo cierto o estaré equivocado lo sabremos alguna vez quién sabe.Clara perdona mi extensión un abrazo

ramoneti dijo...

Clara hace unos meses falleció mi madre a raíz de su muerte me he echo muchísimas preguntas que si será verdad lo del alma que si no y he llegado ha conclusión de que cuando fallecemos se acaba todo si estoy de acuerdo que alguién o algo tuvo que hacer todo el universo y todo lo demás pero hasta hora nadie que ha fallecido ha manifestado si hay algo despues de la muerte .Sabemos que nos tiene que llegar tarde o temprano pero nunca tengamos la edad que tengamos asumimos su llegada.Un abrazo Clara

M@bel_es_ Azul dijo...

Clara: tu historia me pareció impecable. Gracias por compartirla.

Clara dijo...

Daniel: ¡qué bueno tenerte por aquí!
He leído casi todos los libros de Erich Fromm, es uno de mis autores favoritos, sin embargo este que nombras aún no cayó en mis manos... pero pronto lo hará.
Gracias por la recomendación.
¡Adelante con los faroles!



Juancho: qué experiencia tan fuerte te tocó vivir. Esas vivencias te marcan para siempre, como que te hacen madurar de un empujón.
Es cierto, la mayoría de las religiones nos alejan de Dios, en vez de acercarnos.
Abrazos.

Clara dijo...

Ramoneti: también tenía muchas dudas, por eso directamente le pedí a Dios, pero se lo pedí con ganas, que me revelara su existencia, y lo hizo. Te aseguro que lo hizo y fue maravilloso. Por eso creo en Dios, él me demostró que era real. Quizás tú puedas hacer lo mismo.
El dolor que produce la pérdida de los padres, nunca desaparece, hay que convivir con ello. Pero no podemos amigo, creo que no es justo que vivamos amargados el resto de nuestras vidas. Tendremos que aceptarlo y recuperarnos. Volver a tomarle el gusto a la vida y disfrutarla. A mí, me ayudó mi fe en Dios.
Abrazos.

Clara dijo...

Mabel: gracias.

ramoneti dijo...

Gracias clara tienes toda la razón hay que seguir adelante y no estar siempre amargados seguiré tu consejo un abrazo.

Abrujandra dijo...

Pasaba, ví luz y entré.
Te dejo besos.

Clara dijo...

Ramoneti: otro abrazo.



Abrujandra: ¡¿no me digas que olvidé la luz prendida?!... con lo cara que está, jajaja.
Besos.

dondelohabredejado dijo...

Creo que todos en la infancia comenzamos a hacernos esas preguntas. Algunos dejan de hacérselas... otros continuamos buscando siempre.
Saber que existe un Ser Superior, una Energía Mayor, Un Dios, nos da seguridad y tranquilidad, sobre todo en los temas en los que no tenemos respuesta.
Conocer y sentir esa energía, tener la experiencia y saber que somos parte de esa Divinidad, hacernos cargo de nuestra capacidad de crear y ejercer el amor con el universo, nos lleva a un estado de mayor conciencia y despertar.
Todos seguimos buscando.
Un abrazo, Nena.

Pedro dijo...

Yo sí creo en "algo" que rige el mundo y lo creó, lo que no me gusta es cómo me presentaron la imagen de Dios. No me gustan las religiones, ninguna, en su nombre nos hemos matado unos a otros durante siglos.

Clara dijo...

Dondelohabredejado: así es.
Otro abrazo gigante.



Pedro: somos nosotros, los hombres, los que siempre buscamos excusas para pelearnos, para matarnos e imponer nuestras ideas. Dios nos enseña exactamente lo contrario.
Abrazos.