domingo, 17 de mayo de 2009

Tomar las riendas


Las personas tenemos la capacidad de escoger la actitud y conducta a seguir. Por eso es inútil culpar a los demás por las cosas que nos suceden. Si siempre buscamos “responsables externos”, retrasaremos o estancaremos indefinidamente el avance hacia la madurez tan anhelada.

Hacerse cargo significa asumir las responsabilidades de los resultados de las acciones que llevamos a cabo. ¿Existen influencias ajenas?, puede ser, siempre las hay, de eso se trata la vida, pero en definitiva somos nosotros los que abrimos o cerramos las puertas. Tenemos, absolutamente, SIEMPRE la última palabra: SI o NO.

Dentro de nosotros mismos está la clave, la llave, el sentido y la dirección. Y como cierre les dejo un pensamiento de Robert Green Ingersoll: “En la vida no hay premios ni castigos sino consecuencias”.

22 comentarios:

AristidesEchauri.Com dijo...

y asi es la vida.... no hay fracaso... hay lecciones... no hay problemas.. hay enseñanzas..
Saludos
www.AristidesEchauri.Com

La terapia de Rafaela dijo...

Clara, me llevo tu link para visitarte más a menudo, como tu bien sabes tenemos muchas cosas en común que comentar. Creo que es una gran idea que tengas un blog para reflexionar, en este caso, tienes mucha razón tanto ante los éxitos como los fracasos, la responsabilidad: hacerse cargo de... alivia y mucho.

bss

Clara dijo...

Aristides: y el desafío es sacar lo mejor de nosotros mismos.
Seguimos aprendiendo, estamos en camino.
Abrazos.


Rafaela: sí, es cierto querida amiga, estos temas nos encantan y podríamos pasar horas hablando al repecto, ¿no es así?
Las opiniones enriquecen y aportan nuevas visiones de los temas. Ojalá pudiésemos reunirnos "en vivo", pero ya que es imposible, difrutaremos de estas reuniones virtuales.
Gracias por acercarte.

Mariela Torres dijo...

Sí, hay cierta edad en que cada uno tenemos que hacernos cargo de nuestro destino, y saber hacernos cargo de las consecuencias.

Besos.

Paula y Hernán dijo...

Totalmente de acuerdo!!!
Sos una genia!!. Besos. Bellota

Carla dijo...

Muy buen post! Concuerdo totalmente con lo que decis! Debemos hacernos cargo de nuestras desiciones

juan quintero dijo...

Cada quien va forjando su destino, asi es la vida no?, se trata de aprender,tomar desiciones constantemente y aceptar las consecuencias sean buenas o malas, eso es crecer. Un abrazo, feliz semana Clara.
Pd.:Gracias por los correos, son muy buenos. Saludos a Pepe.

Clara dijo...

Mariela: cuanto antes, mejor.
Besos.


Paula y Hernán: no me lo digan tanto... ¡a ver si me lo creo!, jajaja.
Otro beso.

ana dijo...

Y esas consecuencias nos enseñan en esta vida, de camino de elecciones

Decía alguién que se tarda el mismo tiempo en entristecerse que en alegrarse, así que si es por consecuencias de nuestro camino, mejor aceptarlas con positividad y tirar hacia adelante.

Un besitooooo

Basurero Usurero dijo...

Buena reflexión, carajo, da gusto ver blogs con buena redacción y buenas reflexiones; te estaré siguiendo. Suerte.
PD: Espero que te guste mi blog, también tiene algo de reflexión.

Leni dijo...

Es cierto Clara.
La vida es un continuo apredinzaje que nos pone pruebas.Y a prueba.

Tenemos siempre la posibilidad de ir hacía adelante.

Un beso

Clara dijo...

Carla: me alegro que coincidamos.
Besos.


Juancho: gracias, buena semana para ti también.

Clara dijo...

Ana: es así, cuanto antes lo entendamos, lo aceptemos y lo pogamos en préctica, nos ahorraremos tiempo y dolores innecesarios.
Otro.


Basurero usurero: gracias, eres muy amable. Claro que te visitaré, ya mismo.

Clara dijo...

Leni: ¡hacia adelante iremos!
Besos.

Pedro dijo...

¡Hasta cierto punto Clara, hasta cierto punto...!
Nosotros decidimos, pero el Destino nos condiciona...

Te he dejado respuesta a tu comentario en mi blog.
¡Muac!

Berta Temporelli dijo...

Clara, el vehículo de la fotoes un "karumbé" o "carumbé",¿verdad? Yo escribí un relato en elquelo menciono.
Les dejé un comentario en Humor casero en el que les cuento que viví en Encarnacion. Tu texto es muy cierto,encierra una profunda reflexión que comparto.
Te invito a visitar www.berturquesa.blogspot.com si te interesa saber más acerca mío.
También tengo una gata, "Margot".
Un abrazogrande.Berta

Abrujandra dijo...

Cada vez que tomamos una decisión tiene consecuencias, lo que la mayoría no hace, es cargo de las mismas sobretodo si son malas. Así estamos, pero ud. siga con su evangelización, uno nunca sabe hasta qué punto afecta el cerebro de los demás.
Los sulkis, qué añoranzas.

Clara dijo...

Pedro: existe el condicionamiento, pero el libre albedrío tiene la última palabra, si no, seríamos como marionetas...
Voy a ver la contestación a tu blog, y luego seguimos discutiendo este tema, ¿te parece?

Clara dijo...

Berta: efectivamente, se ve que tus recuerdos están fresquitos.
Estuve visitando tu blog, antes de leer el comentario que dejaste aquí. No recuerdo haber visto fotos de tu Margot, pero volveré y prestaré más atención, ¿es parecida a mi Gaza?
Otro abrazo grande para ti.

Clara dijo...

Abru: es cierto, a veces "discriminamos" las consecuencias. A las buenas les hacemos fiesta y propaganda, a las malas... ¡ni siquiera las vemos con lupa!
Portate bien.

berta temporelli dijo...

Clara no tengo fotos de Margot en el blog, porque las que le tomé no son buenas. Ella es totalmente negra y de ojos amarillos. Envia un afectivo miau.

Clara dijo...

Berta: gracias por los maullidos afectuosos... ¡¡me encantan los gatos negros y de ojos amarillos!!
Beso grande... estoy chocha, ¡¡me bajé el libro de cocina de EDGARDO CASTILLO!!