miércoles, 1 de abril de 2009

Sin desperdicios


“Antonio Machado nunca supo, mientras escribía Juan de Mairena, que iba a disparar en el centro de una de las enfermedades argentinas. La historia de Mairena -que es el relato en prosa menos conocido del poeta español- se trata simplemente de una patada a la lógica y un cínico gesto de burla al sistema educativo. Juan de Mairena es un profesor de Educacion Física que, durante las horas libres, dicta clases de Filosofía.
-A ver, usted -ordena Mairena a un alumno-, tradúzcame esta frase al lenguaje corriente: "Algo acontece en la rúa".
El alumno piensa y luego suelta:
-Qué pasa en la calle.
-Muy bien, siéntese.
En la Argentina de casi todos los tiempos algo acontece en la rúa y pasan muy pocas cosas en la calle. Este país ha hecho del eufemismo la base de su cultura.
El ejemplo más obvio refiere al asesinato: nunca será un asesinato sino un "ajusticiamiento", si lo comete la guerrilla; o una "desaparición", si la lleva adelante el Estado. Un hecho tan concreto como la muerte puede perderse en el laberinto de las palabras.
La reacción a un atentado no es la misma que ante una suma de asesinatos. Frente a un atentado se sospecha de la víctima, se incorporan explicaciones políticas o sociales, se ensayan las interpretaciones más diversas para que nada cambie, y finalmente se lo olvida.”

NOTA: Este fragmento fue extraído del libro, “Cortinas de humo” cuyo autor es Jorge Lanata.
Me gustó tanto que quise compartirlo con ustedes.

11 comentarios:

Juan Carlos Araya A. dijo...

Triste comentario de ese señor para comentar realidades de nuestros países
Un Saludo
J Carlos

Diego Fabián dijo...

Debo estar de acuerdo en algo con Jorge Lanata: un acontecimiento tiene muchas interpretaciones... Depende, pues, del cristal con que se mire...

Sin embargo, también discrepo con la creencia que los eufemismos solo suceden en Argentina... Para citar el mismo ejemplo del asesinato, acá puede ser catalogado como un caso de justicia comunal, un crimen común, el crimen más horrendo, o un simple ajuste de cuentas...

Depende... Todo depende... De según como se mire todo depende...

Saludos, amiga...

Pedro dijo...

¡Ay Clara, Clara...! La historia, siempre la escribirá el ganador, el que manda, el que dirige...
Además, últimamente (por lo menos en España)los asesinos, por muy claro que esté el crimen, son "presuntos asesinos" y la Justicia ¿¿¿...??? SIEMPRE tiene más consideraciones con los delicuentes que con las víctimas.

juan quintero dijo...

Cuando camino por el Centro Historico de la Ciudad y veo el portal de nuestra Catedral, recuerdo las imagenes de la guerra, donde fue escenario de tantos asesinatos y desapariciones. Luego tomo una carretera desde donde se observa toda la ciudad y pienso:Una ciudad tan pequeña (relativamente) y tan violenta. Recuerdo una noche cenando donde un empresario argentino que habiamos ido a entrevistar, que cuando realizo la oracion por los alimentos cerro con esta frase:"justicia para todos", es una buena oracion para mi, por que es lo que falta en nuestros paises latinoamericanos. Un abrazo.

Clara dijo...

Juan Carlos: es así, pero es bueno que tomemos conciencia de ello, que por lo menos nos demos cuenta. Así no nos toman por tontos, por simples e ignorantes.
¡Gracias por la visita y por tu opinión!



Fabián: así dice la canción, depende todo depende...
¿Te das cuenta amigo, no nos podemos descuidar los ciudadanos, que ya nos venden un buzón? Los políticos son unos maestros en el uso floreado de las palabras y los eufemismos.

Clara dijo...

Pedro: como dijo el autor del libro, "Cuando más se investiga y escarba, más se descree de todo". Es así, uno se vuelve escéptico y desconfiado, por culpa de los mentirosos, tergiversadores de historias y palabras.
Somos víctimas del mal desempeño de los que "imparten justicia"... una triste contradicción que todos, tarde o temprano, la sufrimos en carne propia.
¡Pedro, qué grata sorpresa tenerte por aquí!

Clara dijo...

Juan: "justicia para todos"... aún estamos tan lejos de conseguirla. Por eso debemos hacer algo para cambiar las cosas, esto que hacemos desde los blogs es bueno, discutimos, debatimos... ¡recuperamos la memoria!, que es tan importante, ¿no?

goloviarte dijo...

gracias por hacerme conocer este blog,me ha gustado mucho y veo a una clara mas profunda en el,en cuanto a lo de ponerme aqui...si es que se me caen las lagrimas,por favor enviarme para regalaros el cuadro un email con la dirección

Abrujandra dijo...

Y cada vez más, una vida vale un pe... en un canasto, lamentablemente.
La mayoría se para y dice "ay pobre" media vuelta y a seguir, otro porcentaje mínimo sale a pelearla arriesgando el pellejo y al resto simplemente, no le importa porque no le pasa a él.
Lo peor que hay es el bueno que no hace nada.
Besos, buenísima entrada Clarita.

Clara dijo...

Goloviarte: desde un principio apreciamos todo lo que hacías, tanto en tus blogs, como así también en cuanto a tus obras de arte. Ojalá pudiésemos apoyarte mucho más, quizás en un futuro y si esta pesada crisis nos da un respiro.
Sería bueno que todos los blogs, a quienes de alguna manera nombraste y mostraste, retribuyeran de esta forma tu noble actitud para con ellos.
En esta vida, hay que ser agradecido, todo lo que uno brinda de corazón, vuelve cien veces enriquecido.
Gracias Vicente, por tu amistad.

Clara dijo...

Abrujandra: "un pe... en un canasto", jajajaja, me encanta porque sos tan fina para las frases, jajajajaja.
Generalmente no se hace nada por miedo, a ser señalado, a perder el trabajo, a que te retiren el apoyo, en fin... es difícil ir contra el poder organizado. Por eso los pocos corajudos que se plantan, son tan admirados, porque se están jugando la vida. Los actuales poderosos no te matan a balazos, tienen métodos más sutiles, te encierran, te aislan y dejan que te mueras solito...
Besos Abru, la corto acá porque se me hizo larga la cosa, jaja.